08 Abr

Diez consejos para los negocios ecommerce personales

Aprovechando que un año más Comalis asistirá a la feria Omexpo, feria del marketing online y del expo-ecomerce, ofrecemos diez consejos para demostrar que si tienes una pequeña tienda online puedes ser competitivo frente a los grandes portales de venta online.

Registrate previamente con nosotros para poder entrar gratuitamente en este enlace

1. Conoces a tus clientes.

Si partimos del principio que tienes pocos clientes, igualmente con una cantidad de productos que puedes controlar en pequeña escala, seguro que podrás conocer a los clientes habituales que compran, la cercanía que antes tenía el pequeño tendero de barrio, su personalización y conocer de esta manera individualmente con ellos garantizaban su confianza y la conversación sabiendo realmente que quieren cada uno.

2. Elige un nicho de mercado.

Volvemos a la “larga cola”. Una vez que conoces los deseos de tus clientes, podrás especializarte mejor en lo que quieren. Encontrarán más fácilmente los productos. Haz que tus clientes se sientan únicos ofreciéndoles productos solo para ellos.

3. Crea contenido que atraiga.

El contenido vende, puedes completar las descripciones de los productos con más detalles, fotos, insertar videos; esto hará que tus clientes navegen de producto en producto y que aumente el tráfico y por tanto el posicionamiento de tu tienda. Puedes crear boletines y mirar los favoritos que van haciendo.

4. Cuéntaselo a todos.

Has conseguido un buen producto, pues, ¿A que esperas? Cuéntaselo a todos, usa las redes sociales y conversa, manda emails, ponlo en el muro de tu facebook. Mira detrás de cada interacción su reación y aprende de cada mensaje. Eso es comunicación y una buena relación con ellos.

5. Crea programas de fidelidad.

Haz que tus clientes repitan con programas de fidelidad, te asegurarás relaciones con tus clientes a largo plazo. Ofrece descuentos por cantidades o dependiendo del lugar donde viven, inclusivos en  “clientes especiales” o en periodos de vacaciones.

6. Supera sus expectativas.

Llénales de satisfacción y una auténtica experiencia de cliente ofreciendo algún detalle mucho más de lo que esperan, el transporte gratis, un pequeño recuerdo en el paquete, una tarjeta.

7. Diseña una buena web.

Haz un diseño bonito, minimalista con grandes imágenes. Pero no olvides que tu web es una tienda. El diseño no tiene que estar reñido con el contenido.

8. Hazte visible y disponible.

Muchas pequeñas tiendas no suelen poner número de teléfono ni otros medios de contacto como email. No cometas ese error, Pon todos los medios de contactos que puedas para responder las preguntas de tus clientes. Si no puedo saber donde una empresa está localizada ni como contactar en caso de duda o de algún problema en mi pedido, simplemente no hago el pedido.

Si eres una PYME, tómate unos minutos para hablar de tí, bastaría con un “acerca de” o “nosotros” para generar confianza. A los compradores le gusta saber que hay otras personas al otro lado de la pantalla

9. Múevete rápido y veloz.

No siempre las grandes cadenas de venta online responden con rapidez a los pedidos, porque muchos productos son contratados, en cambio, con tu pequeño catálogo siempre te podrás mover mejor y saber donde está cada producto. Promete solo lo que puedas cumplir, pero envíalo al instante.

10. Mira los márgenes.

Siempre ten en cuenta las subida o bajada de los productos, conoces las ofertas de mayoristas y aprovecha esas oportunidades haciendo una oferta rápida de descuento en tu tienda online, pon atención a las noticias de nuevos productos que pueden ser competitivos con tus márgenes y sácalos en oferta antes de que la competencia reaccione o se te queden anticuados en en tu almacén. Invierte de una maner conservadora y aprovecha esas oportunidades. con inteligencia.

Compartir